La característica solo parece estar desplegándose, así que no se sorprenda si no está disponible por un tiempo. Google no ha anunciado formalmente la función. Sin embargo, el objetivo parece claro en este punto: es un equilibrio entre los intentos de frenar la conducción distraída y la comodidad de acceder al teléfono directamente si es que realmente lo necesita.

Fuente